lunes, 31 de agosto de 2009

La Nicaragua sandinista, refugio de etarras.


Leo en Libertad Digital (http://www.libertaddigital.com/mundo/la-nicaragua-de-daniel-ortega-vuelve-a-ser-refugio-para-los-etarras-1276369062/) la noticia de que las Fuerzas de Seguridad españolas tienen la sospecha de que, al igual que ocurrió durante los años 80, la Nicaragua de Daniel Ortega se está convirtiendo en un refugio dorado para los etarras que huyen de la justicia.

Que un sandinista apoye el terrorismo no es nada nuevo, es lo que le va a este tipo de gente, pero que un gobierno de un país europeo, no tenga fuerza para parar este apoyo al terrorismo es lamentable.

Si a ZP no se le ocurren ideas, ya se las doy desde aquí ( a ver si me contrata como asesor cobrando una pasta por nada, total, uno más no se va a notar...): Lo primero llamar al Embajador de España en Managua a consultas. Seguidamente hacer lo mismo con el Embajador de Nicaragua en Madrid, comunicándole la necesidad de que su gobierno cese el apoyo al terrorismo de ETA. Si el Gobierno de Nicaragua no se atiene a razones, retirar y expulsar a estos Embajadores, respectivamente, proceder a la ruptura de relaciones diplomáticas, cortando toda ayuda a Nicaragua, y expulsar a todo ciudadano nicaragüense que se encuentre en España.

Si continuara el apoyo a ETA, pedir a la Unión Europea (qué digo yo que para algo está) que presione, retirando embajadores y ayudas a este país.

Si ni por estas se impone el sentido común, se debería tirar de los Servicios Secretos para...

Vamos, que si Nicaragua apoya a ETA es por que ZP lo consiente.