jueves, 20 de agosto de 2009

Y la "igualdad" les estalla en la cara...

Si es que ir de progre, antes o después, acaba llevándote a una contradicción. Esta puede ser que, como buen "demócrata" que es el progre, apoye a regímenes como el de Chavez o Morales o que como buen laico se pirre por todo lo islámico, incluso siendo homosexual, condición que en el más abierto de los paises islámicos le llevaría a la cárcel, aunque en la mayoría sería a la horca.
Bueno, el caso es que ha surgido un universitario de Melilla que desea ser militar pero lleva el pelo largo, según él, "por opción personal", cosa a la que, obviamente, tiene todo el derecho, es su pelo y su imagen. La cuestión es que de todos es sabido que, para ser militar, este muchacho debería cortarse el pelo, pero claro, con una Ley de Igualdad por medio, este chico, pantea que por qué él debe cortárselo y no las mujeres que ingresan al Ejército; añadiendo que él también puede hacerse una coleta, como las mujeres que están en el Ejército.
Ahora habrá quer ver que dice la progresía, por que, desde luego, discriminar a un hombre no es tan malo como hacerlo con una mujer. Para mí con la absurda Ley de Igualdad, con Ministerio y todo, el muchacho lleva más razón que un santo, pero...¿Os imaginais el cachondeo de una tropa regada de soldados varones con coleta, trenza o vete a saber qué otro peinado?
Una vez más, a la progresía, sus propias leyes estúpidas, le traen problemas que ellos solos se buscan.
¿Discriminar al varón o aceptar el cachondeo de tíos con coleta en el Ejército? Esa es la cuestión.