viernes, 25 de diciembre de 2009

Laicidad coherente

Creo que es hora de que se aplique el principio de laicidad del Estado con rigor. Así pues, desde estas líneas, quiero urgir al Gobierno para que en las obras del próximo plan E se incluya la demolición de cualquier edificio religioso, empezando por las catedrales de Burgos y León, por lo simbólico; del Monasterio de El Escorial, será demolida solo la Basílica y la parte sur, dedicada a convento, permaneciendo en pie los palacios y el colegio. Por supuesto, los edificios religiosos del Islam no serán considerados como tales, ya que el Islam no afecta a la laicidad del Estado.



Para la próxima Semana Santa, quedarán abolidas las Procesiones que porten imágenes religiosas, permitiéndose únicamente aquellas que ensalcen períodos de "paz y prosperidad" como la Segunda República o la época de la Chekas.



Todos los cuadros de temática religiosa de cualquier museo de España deberán ser destruidos, por atentar contra la libertad y la cultura laicista del Estado actual.. Se empezará por quemar en acto-fiesta público los Cristos de Velazquez y Goya, las Inmaculadas de Murillo y los cuadros de frailes de Zurbarán.



Por supuesto, desde el año que viene, los días de Reyes, Navidad, la Inmaculada o cualquier otra festividad de índole religiosa pasarán a ser laborables, siendo, eso sí, sustituidos por días dedicados a los "Héroes de la Patria": Santiago Carrillo, Pasionaria o el propio ZP.



Se revisarán las toponimias que incluyan términos religiosos, para evitar ofender a los laicos, así pués, San Sebastián pasará a ser Sebastián, a secas, San Pedro del Arroyo o San Cugat del Vallés, llevarán igual destino; la capital de la isla de Tenerife, al llevar un nombre tan provocador como "Santa Cruz de Tenerife", perderá este para pasar a llamarse "de Tenerife". Esta norma afectará también a barrios y calles, asi el Barrio de San Blas de Madrid pasará a ser Barrio de Blas y calles como Santa Engracia o San Cosme y San Damián perderán su apelativo religioso. Para los casos de cambios de nombre de pueblos se admitirá que el término religioso que resulta ofensivo se sustituya por otro que no lo sea, así pues Santa Cristina de la Polvorosa podrá pasar a llamarse "Mahoma de la Polvorosa" ( recordad que el Islam no es una religión que ofenda al Estado laico).



Señores, si vamos a ser laicos, seámoslo, pero de verdad.



FELIZ DIA DE LOS INOCENTES