viernes, 11 de diciembre de 2009

"SI VIS PACEM, PARA BELLUM"

Esta frase, pronunciada por uno de los mejores estrategas de la Historia, Cayo Julio César, hace 20 siglos, no solo ha seguido vigente todos estos años, sino que ayer, tras las palabras de Obama al recibir el Nobel de la Paz, cobra especial vigencia.

La traducción de la frase (Si quieres la Paz, prepara la Guerra), bien puede tomarse como un resumen de las palabras de Obama: “No erradicaremos los conflictos violentos en lo que nos queda de vida. Habrá veces en que las naciones, de manera individual o de común acuerdo, encontrarán que el uso de la fuerza no sólo es necesario, sino moralmente justificado”.

Esta afirmación ( la de Obama o la de Julio César, que en este caso, tanto monta...) es una verdad de perogrullo. Durante la Guerra fría, el equilibrio de fuerzas entre los EE.UU. y la URSS, hicieron del mundo un lugar "pacífico" (guerras locales va a haber siempre...), por el temor al poder militar del otro. Caida la URSS, EE.UU. creía ser la única potencia militar, hasta que el 11 de septiembre de 2001 surgió "el enemigo invisible", el terrorismo islamista, que lejos de ser una potencia militar es una amenaza anónima, que puede estar en cada esquina, en cada bar, en cada casa...o no... Esa "invisibilidad" hace que no pueda haber equilibrio y lleva al clima de inseguridad que el mundo actual padece.

En los días que corren, tenemos ejemplos para ilustrar que el Estado que no está preparado para la guerra, sucumbe bajo su propia debilidad. Miremos, sin ir más lejos, él débil pensamiento de ZP y su Gobierno. Ese que prefiere "morir a matar", que manda a las tropas a la guerra sin libertad para usar las armas y que expedienta a quien las usa en defensa de la libertad (caso Alakrana). Ese Gobierno débil, no hace sino buscar conflictos donde no los habría de haber, simplemente, mostrado, que no usando, la fuerza. Somalia, Marruecos, Guinea Bissau, son paises míseros que seguro que reciben ayudas, directas o indirectas, de España; pero lejos de agradecerlo, lo que hacen es envalentonarse y presionar, sin ningún respeto, al que saben que es débil y que no les va a dañar. Gibraltar es otro ejemplo. Ante la provocación de la royal Navy no hubo respuesta; a esta le siguió la agresión y se han pedido disculpas...¿Qué será lo próximo?

A ver si a este pánfilo de ZP alguien le traduce el "Si vis Pacem, para Bellum" ( estoy seguro de que él no sabe) y le hace entender que si Obama y Julio César, con 2000 años de diferencia, coinciden en sus tesis, igual es que tienen razón...