lunes, 6 de abril de 2009

Es la hora de la SOLIDARIDAD




Esta madrugada un terremoto ha sacudido el corazón de Italia. Varias réplicas han sembrado el pánico entre la población, que se ha visto obligada a abandonar sus casas para "refugiarse" en campos deportivos y aparcamientos, donde nada se puede derrubar.


Berlusconi ha cancelado su visita a Moscú para intersarse por la situación y coordina personalmente los trabajos de asistencia a los damnificados.


En un acto lógico, pero que he de reconocer le honra, ZP ha ofrecido a Berlusconi "toda la ayuda que necesite".


Creo que es el momento de que se envíe, si el gobierno italiano lo considera necesario, no solo a nuestros Bomberos o miembros de Protección Civil, sino al propio Ejercito, con todo el material médico y humanitario posible,para tratar de paliar el daño sufrido por la población del centro de Italia.


Que se note que la solidaridad internacional va más allá de misiones rinbombantes en Kosovo o guerras "legítimas" en Afganistan. Italia necesita la ayuda europea. Demostremos que la Unión Europea es algo más que un ente político.