martes, 10 de marzo de 2009

El Alcalde socialista de Gerena (sevilla), expolia y destruye un yacimiento arqueológico romano-musulmán para construir una urbanización.

Foto: Jacinto Pereira, Alcalde de Gerena.



Probablemente, en breve saldrá el individuo José Blanco hablando de la especulación urbanística por parte de alcaldes del PP, cosa que será cierta con mucha probabilidad; pero seguro que no ve más grave el hecho de que un alcalde socialista, Jacinto Pereira Espada, no solo especule, sino que destruya el patrimonio histórico, no ya de su ciudad, sino de la Humanidad.


Si la especulación está perseguida, cosa que me parece lógica, más perseguida debería estar cuando acarrea unas consecuencias tan terribles e irreparables; por que por muchos años de cárcel que pasara (digo pasara porque no creo que vaya a pasar ninguno al ser juzgado en la España del PSOE) o por mucho dinero que pagara como indemnización, nunca se podrá reparar el daño cultural causado. Es posible que este término ( daño cultural ) no sea entendido por algunos, dado su grado de analfabetismo y su afán por extenderlo, pero los que de verdad apreciamos el valor de la Historia, sabemos que algo así sí debiera juzgarse por un tribunal internacional.