jueves, 19 de marzo de 2009

Continúa la política revanchista y excluyente del PSOE


El de la foto de arriba, a pesar de ganar el primer Oscar para una película española, no merece exhibir sus films en el extranjero, los de la segunda foto, solamente por el gesto que hacen se merecen todo...


Desde la época de la Segunda República, la característica más destacable de la política del PSOE ha sido el favorecer a sus acólitos y desprestigiar y eliminar a sus adversarios; pero nunca esta política fue tan descarada y generalizada como ahora.




Sobre la descarada intención de eliminar al PP de la esfera política ( recordemos el famoso "cordón sanitario) o el infame intento de desacreditar a toda costa, incluso creando falsas verdades, a Esperanza Aguirre ( dado que si no es así, saben que no tienen nada que hacer en Madrid), para mí, destaca el trato de favor concedido a los "artístas" de la ceja y el trato claramente discriminatorio dado a los que, en un claro ejercicio de libertad democrática, decidieron no hacerlo.




Después de la verguenza del Canon y la SGAE, vino el lamentable episodio del pago de favores a Barceló, en forma de derroche absurdo para construir una cúpula que empezó a caerse nada más ser inaugurada. Pero ahora toca la otra cara, no la de pagar el apoyo a ZP como sea y a costa de lo que sea, sino el de castigar, y hacer que sirva de ejemplo a otros, a quien no quiso apoyar públicamente al ínclito ZP.




Y en este caso le ha tocado a Garci, que no solo no ha apoyado a ZP con el ridículo gesto de la ceja, sino que además se ha atrevido a dirigir una película encargada, nada más y nada menos, que por Esperanza Aguirre; Sí, sí, esa a la que el PSOE quiere destruir a toda costa.




Ante tamaña osadía, no han podido, por menos, que impedir que Graci doble su película, para poder llevarla a festivales internacionales. ¿Pero quién se ha creido este hombre que es? A ver si por haber ganado el primer Oscar para una película española se va a creer que sabe de cine. Los que saben de cine en este país son "los de la ceja", que cada año ya se conceden entre sí los Goya, que esos sí son premios cinematográficos, y no los Oscar, ¿qué sabran en Hollywood de cine?




En fin, simplemente otro episodio más del odio, revanchismo y exclusión a los que el PSOE nos va teniendo, desgraciadamente, acostumbrados.