miércoles, 18 de febrero de 2009

EL ENEMIGO EN CASA.

Leo estupefacto sobre la detención en Granada de un sujeto, obviamente musulman, por incitar a la realización de atentados terroristas en España. Hasta ahí, todo "normal" teniendo en cuenta el pais en que vivimos y el gobierno que nos dirije, pero lo preocupante del caso, es que el sujeto es español, converso, y que para más INRI y cachondeo se llama Christian (osea, Cristino, seguidor de Cristo, vamos). Después de esto, la progresía diría que hombre, que no todos son así y que claro, la libertad de conciencia y su cultura...en fin, que hay que ser tolerante.
Pero lo realmente espeluznante del caso, no es el hecho de detener a un terrorista islámico en suelo español, ni que sea español de origen y musulmán converso, lo realmente espeluznante es que este sujeto forma perte del Ejército Español, si, de ese que se supone que cuando Marruecos ataque Ceuta y Melilla (tan españolas como Cuenca o Santander) va a salir a defender la integridad del territorio español.
Ahí es nada!!!!
Resulta que el Ejercito se está plagando de Latinoamericanos que huyen del hambre de su pais y que llevan toda su vida oyendo la cantinela de que los españoles fueron a robar su oro (cosa cierta a medias, ya que los que violaron a las indias fueron sus abuelos y no los nuestros) y de moros que...bueno, mejor no hablar, y estos son los que van a obedecer a nuestros oficiales y suboficiales, de Academia y por tanto formación militar pura y dura, para "defender España".
Me parece a mí, que como no nos defienda la OTAN o EE.UU. lo llevamos claro.
Ahora queda esperar a ver que decide el juez y que dice la progresía...