domingo, 21 de junio de 2009

Y el Gobierno calladito...

Leo en http://www.libertaddigital.com/ que se ha producido un nuevo ataque contra la sede del PP en el barrio de Les Corts en Barcelona. Esto podría no pasar de mera anécdota gamberril de no ser el segundo ataque en dos meses y el decimocuarto (catorceavo, que diría un ministro de cultura sociata) en tres años.
El ataque a una sede de un partido, sea el que sea, puede parecer algo trivial, pero realmente, es un ataque a la Democracia en sí. Se está atacando una ideología, pero a la vez se está demostrando esa falta de talante democrático para hacerlo por los medios que esta nos da.
Pero lo más preocupante no es el ataque en sí, sino la respuesta del Gobierno, en particular, y del PSOE en general. Mientras si ven antidemocráticos (que lo son) los ataques a sus sedes en el País Vasco, dan la callada por respuesta en los ataques a las sedes del PP en Cataluña. ¿Será por que en ellos ven hecho el trabajo sucio de su espíritu chequista? No olvidemos que la Alemania de Hitler empezó mirando para otro lado en los ataques a comercios de judíos y terminó con la "Solución Final".En fin, otra muestra más de talante antidemocrático del PSOE.