jueves, 11 de junio de 2009

Con tal de cargarse la tradición...


El gobierno del ínclito ZP tiene una enfermiza obsesión por cargarse cualquier cosa que suene a tradición española. Con lo único que aun no se han atrevido es con Los Toros, pero si le ha llegado el turno a "los chiringuitos de playa". Sí, amigos, el próximo verano nos quedaremos sin poder tomar una caña y unas sardinas a la orilla del mar, sobre la arena de la playa, por puro antojo del represor ZP.

Esto, que puede sonar anecdótico, no es sino otra muestra de la represión y del recorte de libertades a los que nos somete el Régimen de ZP. ¿Qué será lo próximo? ¿Prohibir celebrar procesiones de Semana Santa? ¿O tener coche privado?

Recordad que "gota a gota, el mar se agota" y que si no se para este afán de recorte de libertades, acabarán por quitarnos cualquier derecho...Insisto, la Tiranía está servida.