martes, 6 de octubre de 2009

Un equipo aficionado de musulmanes practicantes se niega a jugar un partido de fútbol contra un equipo de homosexuales.


Ha ocurrido en Francia. Un equipo aficionado de musulmanes decidió que no debía jugar su próximo partido por que los integrantes del equipo contrario eran homosexuales. Sirva esto como muestra de la "religión de la tolerancia". ¿Imaginais que hubiera sido al revés? Un equipo que se niega a jugar contra fanáticos religiosos. Tendríamos a todo el morerío poniendo el grito en el cielo, invocando a la tolerancia y enarbolando el racismo como causa de todos sus males.

Mi duda es ¿qué opinará la progresía de esto? Por que ambos, ofensores y agraviados, son "lobbies" de devoción de los progres. A ver si algún sociatilla se arranca y nos aclara su postura.

2 comentarios:

VIRIATO dijo...

Amigo pjmomority, Zerolo te escuche y empiece a ensañarse tanto con el adorado Islam como lo hace con la Iglesia Católica.
La Madre Iglesia no le dejará casarse como es debido, pero en un país islámico su cabeza enrrizá, no sabemos de que palo pendería.
Saludos y felicidades una vez más por tu blog

pjmomority dijo...

Muchas garcias por tu comentario, Viriato.