jueves, 30 de julio de 2009

Lo de este tío ya roza lo humillante.


El ínclito ZP, el "machote" que se quedó sentado al paso de la bandera de los EE.UU. en un desfile, el que acusaba a Aznar de sometimiento a Bush, va camino de convertirse en el pelele mayor del Reino ( si no lo es ya). Su última perla: "no es una cuestión de lo que Obama puede hacer por nosotros, sino de lo que nosotros podemos hacer por Obama".

¿Eso no es sometimiento? ¿No es pleitesía? ¿No es humillarse a cambio de nada? Y encima la cita es un mal plagio de una pronunciada por JFK en 1961.

En fin, una muestra más de que los bocazas, para reparar sus meteduras de pata, terminan por arrastrarse, incluso, ante el presidente equivocado. Por que un Presidente de los EE.UU. que olvida una ofensa así a su bandera no merece serlo.